12 de abril de 2013

En el lecho de las ciudades no se escriben poemas

Caen astros de universo como bancos
Ya nadie recuerda las órbitas
Ya nadie recuerda cómo vamos a morir

Mi gato es un pedazo
                                       de noche

Y tampoco quiere saber nada de nosotros

Mi amor mar hambriento
reclama olvidos
Mi amor río de plata
Flota en sueño de cataratas azules

El espejo refleja una tela de Ribera
Horas en los ojos
                            la llave del silencio

No hay comentarios:

Publicar un comentario