2 de febrero de 2012

Soneto de amor

Indago en tus palabras el silencio
que nace en la distancia de los besos.
Siendo tan libres solo somos presos
buscando en los kilómetros consenso,

dueños de la nada  en un todo inmeso.
Saben los sabios que es verdad de peso:
quien el amor prueba no sale ileso
y a tu amor afilado soy propenso.

Amor de las horas desordenadas,
del que grita agónico bajo la piel;
amor saliéndose de las costuras.

Amor que resiste en la barricada,
con el puño en alto y palabras de hiel.
Amor de locos, amor de locuras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario