18 de octubre de 2011

huérfanos

Huérfanos de un mundo sin rostro,
con las venas abiertas
y los amaneceres desnudos.
Jamás dejamos de ser sombras
que perdieron los años
en mayos dulces,
que perdieron las voces
en mayos blancos.
Huérfanos de un mundo que olvida,
que nos entierra las caricias
y nos da un precio...
y nos da, sin dar apenas nada.
¿Cuando robaron los héroes
de las páginas rotas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario