27 de septiembre de 2011

los todo

ya dije no a los besos coca-cola
y aún siento la claustrofobia de vuestros sueños visa
en la pequeñez de antros lúgubres;
no quiero morir con una vida fútbol a la espalda,
con una vida nada y las ganas escuálidas.
el odio es la redención de los cuerdos,
por eso odio las parejas televisión,
las parejas de tarde con ese tufillo de amor zara
y resquicios de algún romance bmw.
quiero engullir toda la felicidad anoréxica,
la infidelidad pasarela y la tristeza
de esos cerebros contrato temporal,
hipoteca y niños.
adiós a las noches mc donal's,
adiós a las noches careta de ebrio recuerdo.
todo lo que no sabéis os posee,
la ventana, la manzana, la gran manzana,
todo lo que ignoráis os hace presos
de una incultura de cincuenta estrellas.
pero yo ya dije no a la verdad internet,
a la ciudad monopolio
y vivo como solo pueden los cuerdos,
con el odio debajo de los libros
y un amor rojo, bien rojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario