4 de septiembre de 2011

la victoria del humo

las esquinas huelen a revancha
bajo el alfiler rojo
de las noches de trapo

y se respira la ingenuidad de lo
que nunca fue.

las deidades aún saben odiarnos
pero la verdad agoniza
en nuestros labios,
en las derrotas incumplidas
y en las promesas
tonelada.

el odio jamás nos hará
cómplices
ni la refriega tendrá un veredicto.

por encima de la muerte
siempre suena la triste victoria
del humo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario