10 de agosto de 2011

debajo de esos billetes también duelen
las mentiras;
las traiciones, los abusos...
no tienen eufemismo.

tú, como todos, mírate y dime,
si no es que
los que se conforman
con pisar el suelo,

si a esos a quienes el cielo
les queda por encima
de los sueños,

a esos, para quienes los diseños
y las marcas
son las horas sucias
del trabajo, dime:

¿no lloran tan bien como tú,
aunque llores con las manos llenas
y tirando los pétalos
de un corazón descolchado?



No hay comentarios:

Publicar un comentario