12 de julio de 2011

tú y yo

tú tenías mariposas en los ojos
e hicimos migas de un verano de yeso.

tú creías que la vida
aún es bonita,
que los castillos no tienen arrugas
y amarrábamos
los anhelos
con la sal de los días
que nos faltaban.

yo siempre he pintado de gris
las esquinas
y he guardado el rojo
de tus labios
para hacerme desierto.

yo siempre he roto las promesas
mirando al suelo,
pero me besabas sin
quitarme la arena de la boca

y la distancia de nuestros defectos
la usábamos para hacer
el amor.

2 comentarios:

  1. Qué grato es volver cuando se sabe de antemano que vas a disfrutar leyendo...

    Abrazos
    Marian

    ResponderEliminar
  2. brindo por esa distancia.

    un saludo

    ResponderEliminar