25 de julio de 2011

buscábamos las luciérnagas

buscábamos las luciérnagas desnudas
y la brecha de la noche
para querernos a jornada completa
con un volcán entre los dedos.

al final, la vida es demasiado triste
para jugar a frivolizar
escondiendo las cartas,

así que mejor no guardes nada
para esta noche.

12 de julio de 2011

tú y yo

tú tenías mariposas en los ojos
e hicimos migas de un verano de yeso.

tú creías que la vida
aún es bonita,
que los castillos no tienen arrugas
y amarrábamos
los anhelos
con la sal de los días
que nos faltaban.

yo siempre he pintado de gris
las esquinas
y he guardado el rojo
de tus labios
para hacerme desierto.

yo siempre he roto las promesas
mirando al suelo,
pero me besabas sin
quitarme la arena de la boca

y la distancia de nuestros defectos
la usábamos para hacer
el amor.

7 de julio de 2011

he perdido

He perdido mi pasado entre buzones
y coches viejos,
y si lo tuviera otra vez, preferiría olvidarlo.
La moral es algodón
porque me da escalofrío.

Y lo peor, esa sensación descendente
de irrevocable.

Sólo creo en ella  porque a veces me traiciono.
Pero la rabia se va también,
la decepción se gasta.

Después me quedo con mi patio
de lástima y una almena
de esperanza,
añorando esos años que ya no están,
donde creía en un mundo
mejor.

1 de julio de 2011

lo que se nos va

ya me he llenado los ojos de mirarte,
se nos corren los días
de la cara
como noches estrelladas

y el final nos envuelve como
una marea de verano.

termina otro día
de noche frágil y silencio:
la belleza no existe,
sangra un pintalabios en una sombra
de cristal.

lacerados de sol
sedientos de luna.

busco tus besos tras las copas
de mis derrotas.