8 de junio de 2011

Poesía médica

* No es más importante ni una ni la otra
 pueden estar juntas.
Nos odiábamos del 1 al 10,
efervescentes,
pero los días no pasaban
y todo concluía
al modo de aspirina.

Los reproches a flor de labio,
matrícula de honor y
beca Erasmus;
los celos atópicos y febriles
pero el telón caía
antibiótico.

Del 11 al 15 volábamos
tan alto que el
tropiezo se pagaba
en quirófano:
días estériles y
la sombra anestesiada
acechando.

Más de 15 era perder
la cuenta.

Pero después de romper
todos los cuadros
médicos,
después de plusmarcas,
batir récords y
merendar pronósticos,
se acaban las
epidemias porque llegas
al 19.

Hoy, te quiero 19.

No hay comentarios:

Publicar un comentario