11 de junio de 2011

la verdad

Sin hacer trueno de la noche
y arañando el papel de los minutos que no mienten,
pasea ajeno y gris, un gato
que no conoce historias ni mitos
encantados;

la verdad se le supone
completa y suya.

Que de cada suspiro se me
extirpe la verdad
para análisis e interrogatorio,
me importa
relativamente nada

mientras pueda seguir durmiendo
en las alas de sus costillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario