13 de junio de 2011

En la tierra de los nadies

La noche se apagaba en la tierra de los nadies,
las casas cojas, los días mutilados.

En la tierra de lo nadies se soñaba des de
lejos, las nubes aún eran inalcanzables.

La luna contaba historias de amor en el
exilio, pero nadie creía en él

Uno era mísero y dos estaban de más.
La religión sin Dios, las banderas como telón.

La libertad en el silencio, y el silencio
subtítulo de lo anónimo, la reliquia del ayer.

En la tierra de los nadies la opinión rígida
como el miedo o la policía.

Las calles blancas, miradas vacías que
tropezaban en el suelo crudo del robo,

vidas que se desepeñaban por el horizonte
y ojos con la belleza triste de la lluvia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario