31 de mayo de 2011

verticalidad

Viviendo tres pisos por encima
de la cuerda floja y
subiendo los sentiemientos
en ascensor...
viviendo con polvos que rechinan
de aburrimiento,

esa sensación adrenalina vertical
de cuando
estás a punto de impactar en el suelo,
ese cosquilleo de libertad
al mezclar los puntos de sutura
del pánico y
la velocidad de la euforia
es muda, no existe.

Viviendo siempre tan peinado,
con las uñas impolutas
y el corazón simepre de luto;
vivir con la certeza
de que mañana
todo será del mismo color
que ayer,

debe ser aburrido
y a mí
hasta me asusta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario