4 de abril de 2011

lunes y abril

Arrastro ojeras de calendario,
ficción edulcorada que
oposita a no morir en la realidad
y la primavera,
que ha incinerado a las musas
a fin de que nos tengamos
todos alergia.
Con los recuerdos raídos
de tanto pensarte cariátide
y calderilla de
tu último adiós que devanea
en mi boca de paracaídas,
todo lo que no tengo
en los bolsillos,
es una liebre que persigo
a 110km/h.
Hoy queda un Lunes
de estornudo,
de perder el horizonte
en bicicleta
y lágrimas azules
del abril falaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario