19 de febrero de 2011

Vox Populi

Siempre en el centímetro,
en la asfixia de los puntos suspensivos.
Durmiendo en la anécdota
de un ayer de paredes blancas y
sorbiendo una luz raquítica
que devanea por los cielos que
ya no saben ni sonreír.
Porque vomitar la ilusiones contra
las cuerdas, a manos de
una estafa que es el silencio
de la vox populi magullada,
no es sino ya otra moda.
El rocín portando a lomos su
romántico e insumiso quimerista,
al héroe de la desdicha,
hacia al aciago desenlace, también
está en desuso, porque en
la intemperie aun callan las
voces que escalan paredes.
Manos en la cara que no
cubren llantos; hacen silencios.
Cada día es una ruleta rusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario