8 de febrero de 2011

Sombra

Un párpado anónimo,
escaparate de lucubraciones,
pasea, virtiendo
una silueta derrengada.
Se figura el globo abyecto.
Musita palabras que desprenden
inquina herrumbrosa;
sabor de almanaques amargos.
Su paso contumaz,
su pelo cola de rata y
su barba sin calendario,
revelan copos de tedio
en la suela de los zapatos y
tazas de inviernos hirviendo
en el amarrado hielo
de la soledad.
Su caminar obcecado irrumpe
entre faroles,
contagiándoles acritud;
sólo detiene su marcha
de ciprés y trompeta,
cuando vuelve a pensar en ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario