11 de febrero de 2011

No puede ser peor

Puede ser peor, sí.
Un mundo sin caballos,
cabelleras exentas de besos y
la infatigable caída
cuando sucumben las mariposas
de los párpados,
cuando delegan al lamento y
el murmullo noctámbulo
no se discierne del silencio.
Puede ser peor aun.
Si las costillas ya no sienten,
si se rinden los labios y
tus dedos se alzan,
sólo te culpan a ti, a ti, a ti...
Puede ser peor.
Crees que has perdido,
en la misma palabra, todo,
también los versos y...
Puede ser peor, pero ya no más.
Ésto ya no me atrevo
ni a teclearlo, aunque la
conciencia rebose encono y
el reloj sea confidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario