24 de febrero de 2011

No podía

No podía ser parábola si
en su boca un jardín botánico
de verde a prímula, de negro
a adelfa y silencio mariposa.
No podía ser indómito si
en sus clavículas el abecedario
el magenta de los besos y
el Sol de los rayos idos.
No podía ser delincuente si
el gatillo en mi garganta y
la verdad encasquillada en las
fauces de otra órbita sideral.
No podía ser ni deseo si
en ella las libélulas de costilla,
un aquelarre del medievo y
el trémulo regurgitar nocturno.
No podía ser poeta si en
ella el epíteto y la sílaba
para diseccionar silencios y
el método de la pirámide.

2 comentarios:

  1. Sinceramente Genís, tus poemas poeseen un rasgo muy particular. No dejan de sorprenderme. Además me llama la atención, la capacidad de sostener en el tiempo, la capacidad creativa, es decir, si las fechas de las entradas corresponden a los momentos de la escritura.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro.
    Gracias por tus palabras, me alegra y me congratula que mi trabajo cause esta impresión, que es lo que busco.
    Sí, las fechas de publicación se ajustan al milímetro a las fechas de creación, al momento que escribo publico.
    Un saludo Pedro.

    ResponderEliminar