12 de febrero de 2011

mi sitio

Aunque el mundo sea trueno y
los rayos de Zeus
nos condenen al polvo final...
aunque amortajado entre limosnas,
aunque mi presencia sea
origen de befa y
me sodomicen los colores y
al fin aprenda a ser estoico...
aunque mil promesas sicalípticas y
los sombreros en las ramas;
recordaré mi sitio en la brecha,
en la costilla del tiempo,
entre el mar y el remo lecho
que confiesa, en el
acantilado de las siete vidas, contigo.

1 comentario: