22 de febrero de 2011

de ti

De ti otro surco hipógeo,
otra imaginación urdida
en las cataratas del limbo.
De ti, el fragor olvidado,
la flamígera crisálida
de los besos con herrumbre.
De ti el tiempo pirámide
que me para las diástoles.
Soñar despierto de ti,
es mentirse a sí mismo y
olvidar que el dolor queda,
aun cuando no estás;
mis labios quieren azoteas y
medio paracaidas sin
vistas al mar de fuego verde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario