25 de enero de 2011

Bocas inmundas

Si algo me parece nefando
son esas bocas llenas de aviones
que nunca vuelven; jamás.
Bocas de selva talada,
donde no habrá lisonjas para pájaros locos
ni colores para pintar sus labios.
Bocas fatídicas que extravían
su fisonomía si intentan
desgarrar un "te quiero" a rayas,
sencillo, sin ninguna malicia.
Bocas estruendo de fusil,
si acaso un beso mortecino
intentan aun buscando en bibliotecas.
Bocas convertidas en hecatombe desbocada
condenadas a no ser efluvio
purpúreo de la noche...

No hay comentarios:

Publicar un comentario