12 de diciembre de 2010

Zurciendo los resquicios...

Zurciendo los resquicios
de un agujero negro sin libélulas,
asgo con ocho patas arácnidas
las últimas esperanzas de seda,
las caricias que traspasan la piel.
Colgado en las costuras de inhóspitas
esferas de tiempo,
me siento fuera de la historia
dejando colgar las piernas al universo,
dejando caer en espiral desbocada
los nudos que me atan al puerto.
Bajo la lluvia gélida de luz de un faro
que respira gaviotas y olas...
soy abrazo, un sollozo de sal.
Quiero adornar con recuerdo de niñez
 un pétreo letargo y despertar pétalo;
quiero empañar con sus cálidos besos
las ventanas que asustan el pasado,
quiero arder de risas y abanadonar
los apócrifos genes de vómitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario