22 de diciembre de 2010

episodio

Misantropía de mariposas huecas
y un oleaje de Plata sin reflejo
enfundados en melodía de almohada.
Fuera, aúllan versos los lobos
que acuchillan la noche sin colmillos.
Las ramas de los árboles se consumen
en caladas muertas del viento
y la madrugada quiere expirar en ocaso.
No venden amor en escaparates;
detrás del cristal, la tela es mendiga
y aunque no sabe, ansía dejar caer
pedazos de agua surcando el vidrio.
En cada hostal raído de engaños,
en cada carretera olvidada,
en cada mueca de traición nocturna,
el destino con sábana fantasmagórica,
sonríe escribiendo un final tránsido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario