15 de diciembre de 2010

Como

¡Cómo retumba la sórdida ausencia
en el mercurio que sodomiza las venas,
en las irreconciliables heridas de la marea,
en cada cartel publicitario de carretera...!
¡Cómo aturde el blanco y negro
en las ventanas vacías que miran con decoro
hacia un vertiginoso rincón de guillotina!
¡Cómo sueñan los kilómetros con ser acordeón,
con ser elásticos flecos de melancolía...!
¿Cómo laceran, cómo cercenan
las legiones y las huestes decapitadas,
cómo extirpan tan cándidas bocas azules
bajo la ley del ahora, el imperio del presente?
¿Cómo amasan los labios subrepticios
el éter que se dibuja en los recodos de Babel?
¿Cómo vacías la histeria sólida del estómago?
¿Cómo quitarse el odio de las cuencas de los ojos?
¿Cómo no aclamar el sexo de una idea?
¡Cómo amo, cuánto quiero, cuánto debo
a ese recóndito placer fucsia de ojos verdes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario