20 de diciembre de 2010

Alba

Que no nos quiten nuestro juego;
tú y yo, yo y tú salpicados de llamas
en un reguero de hilo cimbreante,
donde no hay clepsidra que mida el tiempo
de nuestro No Quiero Perder...
Hazme trampas sin amnistía, peca
y déjame la boca de jirón suplicante.
Sé, en la sombra china del panteón,
en la lívida esquina blanca y ajada del iglú,
silueta de ballesta, procaz curva felina...
Enséñame a esperar el eclipse
sin arroparme aterido con un mohín
que asesinaría el horizonte.
Deja que sea ávido aviador sin reactor
abriendo el asfalto de cremalleras mudas.
Vamos a Ver Quién Hiere Más
es otro episodio de ensartarse,
de coger el alfiler que sositiene el cielo.
Y yo, quiero ser metálico y no epidemia,
ser camaleón de sonrisas,
pintar el sonido de tus besos anónimos.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario