18 de diciembre de 2010

Acaricio

Acaricio las cuerdas de la noche,
como una guitarra que llora
punteándose los nervios,
en un "solo" que acompaña la lluvia
y no es clave de Sol mustio
ni sueño de herraduras muertas;
siempre es suerte de lanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario