18 de noviembre de 2010

Nocturno IV

1
La torre desde donde
avistaba las conquistas y las inmersiones
en inhóspitos recovecos,
sucumbe a la gravedad jocosa.

2
Esas dos señoras bull dog
aún me aterran en el recuerdo.

3
El rey de mi gozo ha abdicado.
¡Adios!
Y en la manos,
el premio de poderlas
intrducir en los bolsillos
y paliar el frío.

4
Los pájaros de fuego
mitigan la existencia derrengada
en un vuelo paradigmático.
Ideas soliviantadas.

5
En los confines más estrambóticos
de la dicotomía del amor,
tus ojos de primavera
cuelgan
sobre el espejo de la madrugada.

6
La noche de hoy es para el llanto,
para encarcelarte
en un cubo de Rubik desordenado.

7
Me están echando
de la tierra los prejuicios.

8
La silueta noctámbula
traza el dédalo urbano
que converge en tus labios...

9
El interrogante y su sigilo sepulcral,
seguridad soberana,
ojos de arcoiris y pose gallarda.

10
El gato concluye el telón
de la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario